Sospechan que reo que murió en Izalco fue torturado

Sospechan que reo que murió en Izalco fue torturado

Sospechan que reo que murió en Izalco fue torturado

Romeo Mauricio Posada Urrutia tenía 57 años al 5 de abril, cuando fue capturado por policías del puesto de Morazán. Regresaba de hacer unas compras cuando lo llamaron y lo esposaron. A sus familiares les dijeron que lo habían arrestado “por ser el papá de Chon”, pero igual, le pusieron que por organizaciones terroristas, según familiares y amigos. Fue trasladado después al penal de Izalco.

La familia de Romeo no niega que Chon es el apodo de un hijo del fallecido, que hace nueve años se hizo pandillero, pero afirman que desde que se vinculó a grupos criminales rompió comunicación tanto con su padre como con el resto de la familia.



“Mi padre lo aconsejó mucho, pero cuando él se metió a eso ya era mayor de edad. Fue una decisión que tomó y cuando la gente ya es mayor, no se puede hacer nada con las decisiones que toman”, afirmó una hija de Romeo.

De acuerdo con imágenes del cadáver de Romeo, en 40 días bajo prisión había bajado tanto de peso que prácticamente era un esqueleto, según comentaron familiares cercanos; además, de las evidentes señales en el cadáver de posiblemente una golpiza o tortura.

Imágenes que familiares mostraron a El Diario de Hoy evidencian que Romeo tenía la totalidad del brazo derecho morado y algunas partes sin piel; iguales lesiones se le observaban en la espalda. En las piernas también presentaba moretones y tenía suturas en la cabeza.

Según el documento del Instituto de Medicina Legal, Romeo murió por “edema cerebral”, (acumulación de líquido en el cerebro) . El reconocimiento del cadáver fue en el parqueo del hospital de Sonsonate, Jorge Mazzini.

Retomado de EDH

close

¡No te pierdas ninguna noticia!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.