Indignación por detenido en régimen que falleció hace dos meses y nadie avisó a su familia

A Rafael López Castellón, de 53 años, lo arrestaron bajo el régimen de excepción. Se dedicaba a atender su molino en Jucuarán, Usulután.

Su familia suplicó que no se lo llevaran porque padecía convulsiones y tenía problemas con el corazón. Los policías dijeron que saldría pronto.

Estuvo recluido en el penal de Mariona y falleció el 1 de junio. A su familia no le dijeron nada.

Se enteraron de su muerte porque fueron a solicitar su solvencia penal y en el sistema apareció como fallecido.

Hicieron las diligencias y corroboraron que en efecto había muerto y lo habían enterrado en una fosa común. Nadie les llamó.

Ahora realizarán un proceso para que hagan la exhumación del cuerpo y puedan enterrarlo en Jucuarán.

close

¡No te pierdas ninguna noticia!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.