En 4 meses le cambió la vida y el físico a un agricultor por el régimen de excepción

En 4 meses le cambió la vida y el físico a un agricultor por el régimen de excepción

En 4 meses le cambió la vida y el físico a un agricultor por el régimen de excepción



Hélmer Arsenio Corleto Torrento, de 47 años, salió en libertad el pasado 22 de agosto tras permanecer 125 días en el penal de Mariona. Lo capturaron el 20 de abril bajo el régimen de excepción y estaba acusado de ser pandillero.

Hélmer prefiere no hablar de lo que vio y vivió durante cuatro meses días encerrado en la cárcel. Salió convertido casi en esqueleto.

Tras 125 días en prisión, Arsenio asegura que perdió el cultivo de 14 tareas de maracuyá en lo cual había cifrado sus esperanzas de recuperación económica, así como un proyecto de cultivo de peces.

Para Arsenio, su desgracia comenzó el 24 de agosto de 2018, cuando cinco policías irrumpieron en su casa luego de que, supuestamente, recibieron una denuncia de que él tenía un arma de fuego ilegal.

En esa ocasión, los agentes llegaron, le preguntaron si tenía armas, él les dijo que sí, que tenía un revólver 38, para proteger a su familia, sus cultivos y su ganado. Se los entregó porque no lo tenía matriculado, pero los agentes que registraron su casa encontraron 675 dólares que se robaron. En esa misma noche se lo llevaron capturado.

En la acusación, los agentes dijeron que lo habían capturado en la calle, lo cual no era cierto y por eso los demandó. Al final de un proceso, se determinó que los policías habían mentido y, mediante proceso judicial, los policías le devolvieron el dinero. Y allí comenzó a estar en el ojo de ese grupo de policías, quienes volvieron a llegar en abril de este año y se lo llevaron en el marco del régimen de excepción.

Retomado de EDH

close

¡No te pierdas ninguna noticia!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.