Asesino se confesó antes de matar a dos sacerdotes

Asesino se confesó antes de matar a dos sacerdotes

Asesino se confesó antes de matar a dos sacerdotes

Los sacerdotes jesuitas Javier Campos Morales, “El Gallo”, y Joaquín César Mora Salazar, “El Morita”, junto con el guía de turistas Pedro Eliodoro Palma, fueron asesinados el lunes 20 de junio en el poblado de Cerocahui, en el municipio de Urique, Chihuahua, México.

Fiscalía General del Estado (FGE) de Chihuahua detalla que el responsable del doble homicidio habría sido el líder criminal José Noriel Portillo, alias “El Chueco”, quien dirige una célula del grupo delictivo “Gente Nueva”, brazo armado del Cártel de Sinaloa en Chihuahua.

“El Chueco”, nacido el 12 de mayo de 1992 en la comunidad de Urique, es un criminal ampliamente conocido para las autoridades estatales de Chihuahua.

Este peligroso sicario ha logrado burlar a las autoridades en al menos dos ocasiones, en una de ellas incluso elementos de la Fiscalía General del Estado acudieron a su domicilio para capturarlo, pero se encontraba resguardado por varios pistoleros.

Según el testimonio, «El Chueco» se confesó y pidió perdón al sacerdote Reyes por los asesinatos de los jesuitas, pero después se llevó los cuerpos de los religiosos y del guía de turistas.

close

¡No te pierdas ninguna noticia!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.