Adiós idilio, bienvenido hartazgo

Adiós idilio, bienvenido hartazgo

Dos años después de su llegada al poder, este miércoles miles de personas salieron a las calles de San Salvador para gritar basta ya contra un presidente, Nayib Bukele, al que las encuestas siguen colocando en lo más alto, con una popularidad por la que mataría cualquier presidente latinoamericano, pero que enfrentó hoy su acto de repudio más poderoso.

Entre 5.000 y 8.000 personas protagonizaron la manifestación más multitudinaria desde su llegada al poder en 2019. Más allá de la cantidad de gente, Bukele fue derrotado en dos escenarios en los que hasta ahora no tenía rival: la calle y las redes. La convocatoria se convirtió en tendencia desde el día anterior y terminó con el silencio después de seis meses de polémicas reformas que han suscitado el rechazo dentro y fuera del país; desde Estados Unidos, que lo comparó con Hugo Chávez, a Naciones Unidas, que pidió respeto a la independencia judicial.

El Salvador debía haber celebrado este 15 de septiembre los 200 años de su independencia. Todo estaba preparado para una fiesta de banderas blancas y azules, himnos y fuegos artificiales, pero la realidad más urgente se impuso a los discursos enlatados y rompió la narrativa presidencial. El hartazgo popular terminó prendiendo fuego al cajero de bitcoins del centro de la capital, a unos metros del Palacio Nacional, un símbolo de la imposición de la criptomoneda como moneda oficial.

Tomado de el país.com

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.